Dice Santo Tomás de Aquino: “Omne verum, a quocumque dicatur, a Spiritu Sancto est” (la verdad, la diga quien la diga, proviene del Espíritu Santo). Por tanto, debemos admitir que cualquier persona, incluso aquellas que de ordinario cometen errores monumentales, puede tener eventualmente, aciertos sensacionales. Tal es el caso del Sr. Eduardo Hughes Galeano. Nunca me había percatado -porque no lo había leído- de algunas afirmaciones que aparecen al comienzo de su famosísimo libro “Las venas abiertas de América Latina”, y que cito a continuación:

“Ciento veinte millones de niños se agitan en el centro de esta tormenta. La población de América latina crece como ninguna otra; en medio siglo se triplicó con creces. Cada minuto muere un niño de enfermedad o hambre, pero en el año 2000 habrá seiscientos cincuenta millones de latinoamericanos, y la mitad tendrá menos de quince años de edad: una bomba de tiempo. (…)

Seguir leyendo “GALEANO Y EL CONTROL POBLACIONAL EN “LAS VENAS ABIERTAS DE AMÉRICA LATINA””