No confunda Sr. Presidente. Ud. ha dicho, refiriéndose a la oposición, y por tanto refiriéndose a mí, que soy blanco como costilla e´bagual, “nos odian porque somos de abajo, no pueden aceptar que gobernemos”.  Y eso, en lo que a mí respecta, no es cierto. Es cierto sí que soy apasionado. Es cierto sí, que he criticado dura, ácida e irónicamente su gestión. Pero también es cierto que como cristiano, no creo que esté bien odiar a las personas. No sé a Ud., pero a mí me enseñaron a respetar y amar siempre a todas las personas, de toda clase, condición e ideología. Lo que en todo caso rechazo de plano, son ciertas ideas y ciertas conductas que a mi leal saber y entender son pésimas para nuestra Patria y para nuestra gente. Seguir leyendo “NO CONFUNDA SR. PRESIDENTE…”