En un artículo titulado “El podólogo del Presidente”, que versa entre otros temas, de la foto del Sr. Mujica en chancletas, durante la asunción de un Ministro, el periodista Claudio Paolillo sostiene lo siguiente: “ni la presentación en sociedad de sus desprolijas extremidades inferiores ni su rechazo por las formalidades del poder son imposturas. Nunca lo fueron. Ni cuando iba en motoneta al Palacio Legislativo, ni cuando habla en lenguaje barriobajero durante eventos oficiales, ni cuando es filmado cargando tapas de inodoros, ni cuando usa zapatos rotos en “cumbres” internacionales, el presidente ha fingido para valerse de una imagen que, al menos en el corto plazo, lo ha favorecido, sobre todo en el exterior. Él es auténticamente así. De verdad no le importa el “qué dirán” ni que los soldados le hagan la venia cuando, por protocolo, es forzado a pasar revista a las tropas.”

Anuncios