Buscar

¡SIEMPRE HACIENDO LÍO…!

Categoría

RECUERDOS

CAPÍTULO III – EN PRIMARIA

En la Escuela Barón de Río Branco

Empecé Jardinera en la escuela “Barón de Río Branco”, en 1969. Allí conocí a entrañables amigos que conservo hasta hoy, aunque a algunos los veo muy poco: Pablo, Isabel, Diego, Fermín… Como a papá le gustaba su trabajo y a mamá el suyo, a mí me gustaba ir a la escuela. Al no tener hermanos que vivieran conmigo (Ana vivía con los abuelos y Titía), me parecía fantástico pasar varias horas con “gente de mi edad”.  Aprendiendo, estudiando, pero también jugando.

Debí ser bastante aplicado porque en primero y en segundo de escuela, pasé con Sobresaliente. A Isabelita y a mí, un día nos llamaron a la Dirección. Isabel estaba aterrada, porque pensó que nos iban a retar. Pero se equivocó: por nuestras buenas notas, nos hicimos acreedores a una beca que nos permitió ir al Club Banco Repúbica a hacer gimnasia y aprender natación.

Seguir leyendo “CAPÍTULO III – EN PRIMARIA”

Anuncios

CAPÍTULO II – PRIMEROS AÑOS

El casamiento

Papá y mamá se casaron el 16 de marzo de 1962, y casi a los dos años, nací yo. Mamá tenía treinta y ocho años y papá cuarenta. Ella se jubiló por “Ley Madre” y se dedicó a ser ama de casa de tiempo completo, lo cual le encantaba. Muchas veces la escuché hablar con cariño de su trabajo en “Castiglioni”, de lo que hacía, de sus amigas, de su patrón, a quien apreciaba mucho. Pero jamás –y no exagero- la escuché lamentarse de haber dejado de trabajar para dedicarse a su casa. Es cierto que siempre tuvo quien la ayudara, pero en casa, era mamá la que iba “al frente del ejército”… Guardo entrañables recuerdos de Mariana, empleada que la ayudó hasta que formó, ella misma, su propia familia, siendo yo muy chico aún. Y cómo no recordar a Doña Elena, que trabajó cerca de quince años en casa… Una mujer que suplía sus pocas letras con un corazón enorme, siempre alegre, a pesar de haber sufrido mucho. Había enviudado dos veces y su vida no era fácil, pero parecía estar siempre contenta.

Seguir leyendo “CAPÍTULO II – PRIMEROS AÑOS”

CAPÍTULO 1 – MIS ANTEPASADOS

No sabría ubicar muy bien mis primeros recuerdos. Poco tiempo después de cumplir el medio siglo, empecé a escribir estas líneas. Desde el momento en que despertó mi conciencia hasta aquí, hay un trecho. Para empezar, podría decir que tuve una infancia y una adolescencia feliz. Agradezco a Dios que mis padres vivieron juntos hasta que la muerte los separó, y que esa muerte les llegó a ambos a edad avanzada. Creo que ellos también fueron felices. Entendiendo por felicidad, no una vida cómoda y sin sufrimientos de ningún tipo, sino una vida con sentido, donde la realización personal está más en dar que en recibir. Pero antes de narrarles brevemente sus historias, debo hace referencia a nuestros orígenes. Sólo profundizando en las raíces, tiene sentido la Historia. Seguir leyendo “CAPÍTULO 1 – MIS ANTEPASADOS”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑